El fracaso de «Batman vs Superman» provoca una revolución en Warner

Decir que una película que ha conseguido acumular en taquilla u$s 870 millones es un fracaso puede parecer una locura, pero lo cierto es que si se compara el éxito de «Batman vs Superman: El amanecer de la Justicia», con el de «Civil War», que en tan solo dos semanas roza los mil millones, la brecha entre Warner Bros/DC y Disney/Marvel se abre cada vez más.

Tomando en cuenta estos datos, Warner Bros. se ha planteado varios cambios con la intención de poner fin a esta «paternidad» cinematográfica que ya lleva varios años.


En consecuencia, el estudio ha decidido confiar en Jon Berg y Geoff Johns para supervisar las próximas películas de DC Films, la nueva división centrada en la adaptación del sello de cómics. Berg será el presidente de DC Films y Johns se le unirá como co-supervisor a la vez que mantiene su vínculo con DC Entertainment. Además, este último llega con el éxito a sus espaldas de haber sido capaz, junto al productor ejecutivo Greg Berlanti, de llevar a buen término las adaptaciones televisivas de los superhéroes de DC con «Arrow», «The Flash» y «Supergirl».

Como parte de su nuevo trabajo, Berg y Johns se convertirán en productores de las dos películas de «La Liga de la Justicia». Berg ya se encontraba trabajando en «Escuadrón Suicida» y «Wonder Woman». Con estos movimientos, Warner Bros. trata de armar una dirección común de las películas del universo DC, de modo que no se deje espacio a posibles disparidades. En resumen, seguir una metodología de trabajo similar a la que se lleva a cabo en Marvel.