El fútbol lleva años blanqueando regímenes autoritarios. Arabia Saudí sólo es la última estación

Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Atlético de Madrid y Valencia Club de Fútbol disputarán la próxima Supercopa de España en Arabia Saudí. La Federación Española anunció la sede esta semana, tras meses de rumores y debates internos. El torneo se celebrará en Yeda, al oeste del país, durante el mes de enero. La decisión ha causado gran controversia entre aficionados y medios de comunicación, hasta el punto de que RTVE ha anunciado que no pujará por los derechos.

Se trata del punto culminante de una tendencia muy extendida en la industria del deporte: aceptar el dinero, aunque provenga de regímenes autoritarios.