martes 17 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El gatillazo de Amazon tiene una explicación: tras la fiesta, llega la resaca de las «big tech»

En mayo de 2021, cuando había pasado poco más de un año desde que el coronavirus se convirtiese en una pandemia mundial y dejase de ser una extraña gripe que andaba haciendo estragos únicamente en China, daba igual que cuartel general de Silicon Valley se visitase. Todo eran alegrías en la meca mundial de la tecnología, una de las grandes beneficiadas de toda esta crisis. Entre Apple, Amazon, Microsoft, Google y Facebook, los conocidos como ‘GAFAM’, ganaban 74.700 millones de dólares.

El comercio electrónico, el teletrabajo (que por aquel entonces parecía algo perenne y no caduco) y la publicidad ‘online’ eran la gasolina perfecta para aumentar casi un 45% los ingresos agregados de estas compañías. Nadie se imaginaba que Netflix acabarían perdiendo abonados más pronto que tarde y poner de rebote en jaque toda la economía de suscripción. Empresas como Zoom o Peloton, ‘dopadas’ por las restricciones, marchaban a buen ritmo a pesar de no vivir los días de vino y rosas que supusieron para estas plataformas los confinamientos estrictos en medio mundo.

Doce meses después, la fotografía ha cambiado radicalmente. Las botellas de champán que se descorchaban para celebrar los buenos resultados han sido sustituidas por el paracetamol y las coca-colas propias de alguien que buscar aliviar el despertar después de un festón antológico. Desde principios de año, los GAFAM y Netflix han visto como sus capitalizaciones se teñían de rojo hasta sumar entre todos ellos un retroceso colectivo que asciende hasta suponer un retroceso coral de casi 1.800 millones de dólares.

elconfidencial.com  (www.elconfidencial.com)