El globo gástrico que no necesita cirugía y con el que los obesos pueden perder 12 kg en 3 meses

Cómo este globo gástrico entra y sale del cuerpo parece cosa de magia: llega al estómago en una cápsula y se evacúa en las heces automáticamente pasados los cuatro meses.

Se trata del primer globo gástrico que no necesita endoscopia ni para su inserción ni para su retiro. Así, los pacientes obesos para los que está diseñado no necesitan pasar por ese procedimiento invasivo ni su correspondiente anestesia.


Una vez en el estómago, el globo le da al paciente una sensación de saciedad que hace que coma menos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Sapienza, en Roma, probó el Elipse Balloon en 38 pacientes obesos y concluyó que constituye «un método seguro y eficaz para perder peso», que no causó efectos adversos.

Los resultados de su estudio acaban de ser presentados en el Congreso Europeo de la Obesidad, que se celebró en Portugal.