El Gobierno argentino prefiere al «lulista» Haddad en Brasil, pero se acerca al «ultra» Bolsonaro

A solo una semana de la elección presidencial en Brasil, el gobierno de Mauricio Macri se debate sobre a quién prefiere ver en el Planalto entre los candidatos con mayores chances de pasar al ballottage: se inclinan por la “previsibilidad” del ex alcalde de San Pablo, Fernando Haddad, haciendo caso omiso a su ADN lulista, pero con suma discreción, y en paralelo, establecen contactos con su rival, el polémico ex militar Jair Bolsonaro, preocupados por «conocer sus ideas» sobre Argentina y el Mercosur. Y lo que descubrieron, al momento, los tranquilizó bastante.