lunes 27 de junio de 2022
Cursos de periodismo

El Gobierno define cambios en la producción de alimentos y la distribución de la tierra

Fueron dos leyes emblemáticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aprobadas por el Congreso en forma unánime, en un caso, y por abrumadora mayoría, en el otro. El gobierno de Mauricio Macri no necesitó de tanto para dejarlas de lado. A una simplemente la abandonó, y a otra la alteró de raíz mediante un decreto. El gobierno de Alberto Fernández trabaja para revertir esa situación, a fin de poner en práctica lo que establecían aquellas iniciativas. El escenario de pandemia y de disparada histórica de precios de los alimentos expone la importancia y la urgencia de avanzar en esa dirección.

La ley de extranjerización de la tierra y la ley de agricultura familiar fueron sancionadas en diciembre de 2011 y en diciembre de 2014, respectivamente. Se celebraron como conquistas del espacio nacional y popular porque significaron la imposición de regulaciones en un sector clave de la economía, donde suele mandar el mercado en beneficio de los más poderosos.

La primera de las leyes puso límites a la compra de tierras por parte de inversores del exterior, buscando resguardar un recurso estratégico y también el patrimonio nacional, frente a la constatación de venta de propiedades con espejos de agua. “Hay que limitar la concentración y la extranjerización”, avaló el entonces senador radical Gerardo Morales, aquel diciembre de 2011, al confirmar el apoyo de su bloque en la votación general de la ley. El proyecto resultó aprobado por 62 votos a favor y uno solo en contra, el del salteño Juan Carlos Romero.

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)