El gobierno tras los jueces que no lo representan

El presidente Maurcio Macri lo dijo sin rodeos: «Los jueces tienen que saber que queremos saber la verdad o vamos a buscar otros jueces que nos representen». La frase, pronunciada hace ya dos años, expuso un mantra de este Gobierno que tiene que ver con promover jueces con los cuales se siente identificado y buscar sacar del juego a todos aquellos que puedan incomodarlo.

Esa máxima macrista podrá respirarse entre quienes pisen el Consejo de la Magistratura mañana y en las próximas semanas. Es que el gobierno arremeterá contra dos magistrados de esos que pueden colocarse con facilidad en el lado de la hoja donde van los «no alineados» con la Casa Rosada: el camarista de Casación Alejandro Slokar y el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla.


Hay otros denominadores comunes para estos dos jueces a los que apunta el Gobierno. Uno es que el consejero instructor de las denuncias contra ambos es el diputado de Cambiemos Pablo Tonelli quien ya dejó trascender entre sus colegas su voluntad de promover su juicio político. Con lo que tenga a mano, por poco que sea.