El golpe a Evo Morales expuso fuertes diferencias en Cambiemos

El golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia dejó en evidencia las fuertes diferencias dentro del oficialismo argentino. La posición de Juntos por el Cambio osciló desde contundentes repudios hasta justificaciones, pasando por un comunicado oficial de la Cancillería donde se habla de «transición».

Las distintas posiciones sobre los acontecimientos en Bolivia dan indicios de la nueva configuración dentro de Cambiemos, donde un grupo de dirigentes no esperó a conocer la posición oficial del gobierno de Mauricio Macri para expresar su opinión y directamente denunció un golpe.


Es el caso de Mario Negri. «Repudio toda intromisión militar en la vida política de Bolivia, ya que esto es sólo compatible con golpes de Estado», afirmó el jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados, en línea con la UCR porteña que repudió el golpe a pesar de que a nivel nacional el partido tuvo una posición mucho más cautelosa y sin condenar las acciones de las FFAA de Bolivia.