«El gran reemplazo»: de la paranoia al discurso del odio en la extrema derecha

El temor a un supuesto ocaso de la civilización occidental a manos del islamismo alimenta teorías y redes de supremacistas blancos en distintas partes del mundo. En la foto, una familia musulmana sale del cementerio de Christchurch, días después del atentado supremacista El temor a un supuesto ocaso de la civilización occidental a manos del islamismo alimenta teorías y redes de supremacistas blancos en distintas partes del mundo.

«Había que rendirse a la evidencia: llegada a un grado de descomposición repugnante, Europa occidental ya no estaba en condiciones de salvarse a sí misma, como no lo estuvo la Roma antigua en el siglo V de nuestra era», dice François, protagonista de Sumisión, la novela del francés Michel Houellebecq. Un partido musulmán había tomado el poder en Francia y este profesor de literatura experto en la obra del novelista Joris-Karl Huysmans consideraba que el nuevo dominio era de algún modo merecido. Europa había perdido energías y virilidad, carcomida por el progresismo y el multiculturalismo que habían facilitado su islamización. Los musulmanes habían transformado su peso demográfico en peso electoral y, ayudados por los ingenuos socialistas, habían tomado el poder y colonizado hasta la Sorbona.