martes 23 de octubre

El héroe de las inundaciones de La Plata, cinco años después

Nací en Lanús, a los nueve años nos vinimos para La Plata por las raíces familiares. Primero vivimos en 44 y 25 unos cuantos años. Cuando nos hicimos grandes cada uno fue comprando su casa. Me mudé a un departamento en 525 y 12, donde viví nueve años. Después, cuando el departamento me quedó chico, me mudé a la calle 524, hace ya 17 años.

El 2 de abril de 2013 empieza a llover, a llover, a llover a la tarde. Justo al otro lado de la 7, sobre 524, un amigo, que estaba de vacaciones, había dejado estacionado su auto. Empiezo mirar y veo que el agua le llega a la rueda, después le llega al paragolpes, iba a cada rato a mirarlo, para las 7 de la tarde me empiezo a olvidar del auto y me pongo a pensar que si ahí había 60 centímetros, para abajo, para 10, había 1 metro y medio. Empecé a pensar que a esa gente la había sorprendido el agua y que no podría salir porque había subido muy rápido.


Le digo a mi señora: “Voy a sacar la lancha del garaje y la voy a bajar para la 7, allá atrás debe haber gente que necesita una mano”. Temía que la gente pudiera llegar a pensar que salía a pasear con la lancha, ya había una persona con una moto acuática andando a fondo para todos lados y la gente le pedía que por favor no acelerara porque las olas se le metían adentro de la casa.

Pero cuando arranco la lancha se me acerca un muchacho de unos 40 años, “¿dónde vas?” me dice, me sorprendió, le digo: “mirá, voy a bajar el bote para ver si alguien necesita algo” y me dice: “¿cuánto me cobrás por llevarme a mi casa?”, le digo: “no, flaco, no, yo no voy a cobrar nada”, le digo, “voy a ver si puedo dar una mano, nada más”, me dice: “vivo en 524 entre 9 y 10, por favor, llévame a mi casa, que tengo a mi mujer y mis hijos adentro y no tengo cómo llegar”.

Dejar un comentario