El idioma español está en caída libre en EE.UU. pese al aumento de la inmigración latina

En Estados Unidos existe un debate constante bastante acalorado sobre la inmigración, pero hay un tema que suele pasar de largo: el idioma. Nadie habla de la posible amenaza de lengua de los inmigrantes hispanohablantes para el dominio del inglés en los Estados Unidos.

El lenguaje y la inmigración siempre han ido de la mano en los Estados Unidos, sobre todo en términos políticos. Cuando en 2006 la ciudad de Farmers Branch del estado de Texas introdujo la «normativa» de solo hablar inglés, Tim O’Hare, el alcalde por aquél entonces, la justificó diciendo que «es necesario hacer frente al tema de la inmigración ilegal en nuestra ciudad y tenemos que actuar ya».


El consejo de la ciudad de Farmers Branch votó por unanimidad para abolir la controvertida ordenanza en noviembre del año pasado, pero sigue habiendo 31 estados y cientos de ciudades en los Estados Unidos donde existen leyes locales sobre el uso exclusivo del inglés o sobre «el inglés como lengua oficial».