El inminente problema de Trump en Cuba

Muy pronto, tal vez este viernes, se espera que el presidente Donald Trump, junto con el senador Marco Rubio de Florida, anuncie una iniciativa que echará para atrás los esfuerzos que se hicieron durante la época de Obama para suavizar el embargo de 56 años que había tenido Estados Unidos sobre Cuba. ¿Qué tan lejos irá el presidente estadounidense?

De todos modos, algo más importante aún que el contenido real de los cambios ejecutivos será la reacción del congreso, los empresarios y otros grupos interesados de Estados Unidos ante la revocación que hará Trump de políticas que apoyan un 75 por ciento de los estadounidenses, según el Centro de Investigaciones Pew.


Del mismo modo, la respuesta del gobierno cubano también es clave. Durante el último medio siglo, el régimen gerontocrático de Cuba ha sobrevivido porque el embargo no solo ha aislado al pueblo cubano de su vecino más próximo —y de sus más de 300 millones de habitantes, incluidos casi dos millones de compatriotas cubanos—, sino que también ha brindado una excusa conveniente para el fracaso económico del régimen.