9.9 C
Buenos Aires
jueves 5 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

El lado B del «default virtual»: pólvora mojada contra el enemigo invisible

Sergio Massa lo sospechó desde un principio y reunió, apenas empezó la cuarentena, a un virtual gabinete económico paralelo. Martín Redrado, Daniel Marx, Santiago Montoya, Miguel Peirano, Guillermo Mitchell y Sergio Berensztein acudieron al despacho del jefe de la cámara de Diputados y lo escucharon despotricar sobre cómo Alberto Fernández había anunciado las primeras medidas de aislamiento obligatorio, casi sin paliativos contra la crisis económica que todos ellos coincidían en que sobrevendría. Un mes después, con esa crisis ya desatada, la convicción no varió. El Presidente puso en marcha algunas de las ideas que surgieron en ese brainstorming secreto pero con tal timidez que su alcance para contener los estragos económicos de la pandemia es limitadísimo. El paquete no solo empalidece frente a los que lanzaron las grandes potencias sino también frente a los de otros países latinoamericanos, sin moneda dura ni presupuestos tan abultados.

El economista jefe del Maybank de Singapur, Chua Hak Bin, lo tradujo al idioma de la calle al estilo de Carlos Melconian: “La norma en las economías avanzadas es la bazooka fiscal. Los paquetes de los gobiernos de países emergentes son más bien pistolas de agua”, comparó en un cable de Bloomberg. Y no exagera. Mientras Alemania e Italia inyectaron un 30% de sus respectivos PBI y Estados Unidos un 10% del suyo, Perú y Chile ya anunciaron medidas por un equivalente al 6% de sus PBI. Nada parece alcanzar. Solo el Brasil de Jair Bolsonaro, sumido en una anomia política que en cualquier momento vira en catástrofe socio-sanitaria, fue tan modesto como la Argentina unida pero ajustada de Fernández.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)