El libro negro de «CQC»: el prólogo que nadie te contó de la guerra de sus ex integrantes

A la historia de las internas entre los ex integrantes de CQC, Caiga quien caiga, le faltaba el prólogo. Muchos capítulos que formaron parte de uno de los programas bisagra de la televisión abierta de los últimos 20 años tienen por estas horas un epílogo insólito, acaso tardío, pero legítimo para quienes de un modo u otro buscan saldar las cuentas pendientes de un éxito que no dejó a todos parados en el mismo lugar. Entre la disyuntiva de quién se hizo millonario con el programa y quién no, recrudecen viejos pesares y mucho ego entre muchachos que ya están grandes, pero no pierden las mañas.

Entre tanto, suceden algunas reconciliaciones: el reencuentro de Andy Kusnetzoff con Guillermo el Pelado López, que estará este sábado en PH, Podemos hablar. Y hasta la posibilidad de que el propio Pergolini se siente en la mesa de su ex cronista, hoy devenido en conductor consagrado de radio y televisión.


Fue en su programa, el sábado pasado, cuando el ex notero lanzó el misil: hizo saber que le hubiese gustado recibir a él también las regalías por las ventas del formato CQC al mundo. Muchos se preguntaron por qué. Siendo un cronista más de aquel equipo, aunque destacado, no parecería que tuviera que haber recibido una parte de las ganancias. Pero es justamente el prólogo que nadie contó, y que hoy Teleshow revela en exclusiva, el que explica la demanda mediática de Andy Kusnetzoff, ese al que «todos odiaron» en Caiga Quien Caiga.