lunes 18 de febrero

El libro que reúne las fotos que no superaron la “censura” de Instagram

Instagram no sólo censura los pezones.

“No puedes publicar fotos u otro tipo de contenido que muestre imágenes violentas, de desnudos íntegros o parciales, discriminatorias, ilegales, transgresoras, de mal gusto, pornográficas o con contenido sexual a través del servicio”, se lee en las condiciones del uso del sitio web.


“Si ves algo que consideras que infringe nuestras normas, comunícanoslo usando nuestra opción de denuncia. Tenemos un equipo internacional que revisa esas denuncias y trabaja con la mayor celeridad para retirar el contenido que incumpla nuestras normas”, agregan más adelante.

Pero para la modelo, fotógrafa y artista sueca Arvida Byström estas normas de la red social establecen una “censura moderna”.

Junto a la artista digital puertorriqueña Molly Soda, Byström se puso a recopilar las imágenes de la red social que no superaron esa prohibición, y lo hicieron abriendo una convocatoria a través de la propia plataforma para pedir a los “instagramers” que les enviaran sus “imágenes censuradas”.