viernes 19 de octubre

El mapa definitivo de las empanadas argentinas con sus 14 versiones

“Especialidad que consiste en una masa de pan que admite toda clase de rellenos”. Esta definición de empanada del Larousse Gastronomique (la biblia de los cocineros ) es tan amplia que no admite controversias acerca de la elaboración de masas, rellenos y métodos de cocción, los tres pasos sobre los que, en la Argentina, emergen acaloradas diferencias respecto de una provincia a la otra.

Sin embargo, ya lo dijo Domingo Faustino Sarmiento en 1869 durante un almuerzo en Tucumán: “Amemos, señores, la empanada nacional, sin perjuicio de saborearlas todas.”. Lo dijo pensando en la unidad política ya que, minutos antes, había sentenciado a viva voz que la empanada sanjuanina era la mejor de todas, tras lo cual recibió la réplica enardecida de los comensales, representantes de todas las provincias que habían asistido a la inauguración del ferrocarril.


Hábil para modificar su discurso sobre la marcha como cocinero que rectifica la sazón antes de emplatar, el prócer usó la metáfora de la empanada para definir los problemas de la Nación y dijo, de acuerdo con el relato de su nieto Augusto Berlín: “Señores, esta discusión es un trozo de historia argentina, pues mucha de la sangre que hemos derramado fue para defender cada uno su empanada”.

Dejar un comentario