10.4 C
Buenos Aires
lunes 2 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

El «match point» que debe levantar Alberto Fernández para llegar con chances a las elecciones

La dinámica inflacionaria -que en mayo se desaceleró levemente pero que muestra una posición interanual cercana al 50% interanual- está perjudicando notablemente los bolsillos de los argentinos. Ya no solamente en lo referente a rubros como indumentaria y otros de segundo orden, sino que afecta el consumo de los productos esenciales, como los de la canasta básica.

Así lo demuestra el último informe de la consultora Scentia -dirigida por Osvaldo del Río-, que el mes pasado volvió a determinar un retroceso en el nivel de consumo en supermercados y almacenes de barrio.

El denominado consumo masivo marcó una caída del 3,5% en mayo respecto del mismo mes del año pasado. El volumen de ventas de esos comercios, siempre referido a productos de primera necesidad, acumula una baja de 8,4% en los primeros cinco meses del año. Aunque hay que tener en cuenta que hubo meses, como marzo y abril, que la gente se volcó a los supermercados a incrementar stocks, de cara a la incertidumbre de la pandemia y ese comportamiento empujó artificialmente el consumo popular.

iprofesional.com  (www.iprofesional.com)