19 C
Buenos Aires
sábado 16 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

El metaverso en la moda: así funciona la última gran frontera entre el mundo real y el virtual

A lo largo de estos últimos dos años los diseñadores no han tenido más remedio que inventar fórmulas innovadoras virtualmente para presentar sus colecciones. La última, el pasado 20 de septiembre, la que Balenciaga –capitaneada por Demna Gvasalia– lanzó con Fortnite, el videojuego más famoso del mundo. Pero no es la primera vez que una casa de lujo se introduce en la cultura gamer, y todo apunta a que tampoco será la última. Tanto Louis Vuitton como Prada habían vestido anteriormente a algún que otro personaje de los juegos League of Legends y Final Fantasy respectivamente, pero hemos tenido que esperar hasta 2021 para ser testigos de cómo una nueva generación de diseñadores –Hillary Taymour de Collina Strada, Casey Wadwallader para Mugler y Marine Serre– se aliaba con artistas digitales con el objetivo de ampliar los límites de lo que se puede lograr con las tecnologías emergentes.

El punto de inflexión lo marcó, sin lugar a dudas, Demna Gvasalia –sí, Balenciaga otra vez– cuando presentó su colección para este otoño/ invierno 2021 a través de un videojuego, Afterworld: The Age of Tomorrow, fruto de la colaboración de diferentes estudios en todo el mundo: Dimension Studio –que utilizó un escenario móvil Polymotion (un camión con 106 cámaras) para captar las imágenes de cincuenta modelos utilizando lo último en tecnología de filmación volumétrica para convertirlos en avatares para el videojuego–, Substance & Inhalt y Streamline. El negocio está en auge.

theobjective.com  (theobjective.com)