El «milagro» que permitirá construir casas en la Luna

Ya existen cientos de impresoras que erigen obras y demuestran las ventajas de utilizar esta técnica. En España, se abrió el pasado 14 de diciembre un puente de hormigón impreso para cruzar un riachuelo en un parque de Alcobendas (Madrid). Es la primera pasarela para viandantes impresa en 3D del mundo, e inaugura la aplicación de esta tecnología en ingeniería civil. “Consideramos fundamental haber usado el diseño paramétrico, que permite mejorar la distribución de materiales y reducir el desperdicio de recursos”, explica Areti Markopoulou, directora académica del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), el centro que planificó la estructura. El diseño paramétrico es una de las señas de identidad de la impresión 3D, a través de la cual se logra distribuir el material solo donde es necesario para que los objetos resistan. Es el motivo por el cual el uso de impresoras da lugar a menudo a formas con huecos que pueden recordar a elementos de la naturaleza y, por ello, a algunas obras de Gaudí.