El misterio de las expulsiones de usuarios en Facebook

Durante una década, Cristopher Reeves, quien trabaja como conductor de Uber en Seattle, usó Facebook para hacerlo todo: hablar con amigos, comunicarse con colegas o conocer a parejas potenciales. Hasta que un día de junio, cuando estaba subiendo fotos a su cuenta de una convención de cómics y de un viaje familiar a Disneylandia, su sesión se cerró de repente.

Reeves, de 32 años, intentó ingresar de nuevo a su cuenta, pero la página de Facebook decía que su perfil había sido desactivado. Le pidió mostrar una fotografía para verificar su identidad. Se tomó una selfi con su iPhone, pero Facebook rechazó esa foto, al igual que varios otros autorretratos. Se terminó por rendir con ese método y buscó directamente un apartado en la sección de Ayuda de Facebook para gente que cree que sus cuentas fueron inhabilitadas por error. Ahí puso su nombre completo, dirección de correo electrónico y una fotografía de su licencia para conducir.