El “modelo Majul”, un formato de entrevista que se extenderá hasta octubre

La entrevista que Mauricio Macri le concedió este domingo al periodista Luis Majul, con el pretexto del vigésimo aniversario de su programa televisivo La Cornisa, es la extensión de una estrategia comunicacional que arrancó el 1 de marzo, con el último discurso que ofreció el Presidente para abrir el período de sesiones ordinarias del Congreso. La preparación de esa enunciación, según confiaron a Letra P fuentes oficiales, no sólo concentró el aprendizaje de las tres oportunidades anteriores. También implicó semanas de ejercicios de pronunciación, postura y dicción para una estética que será clave en la campaña de Cambiemos.

“Fue una respuesta ante la situación en la que estamos parados. Necesitamos ser enfáticos, apabullantes y firmes para defender lo que hemos construido y también para transmitir qué queremos cosechar en los próximos cuatro años lo que hemos sembrado hasta ahora”, explicó un vocero de la Casa Rosada a Letra P, para justificar el tono que adoptó Macri en el Congreso y que reeditó este domingo en el canal América.


Por fuera de los gestos y las emociones, Macri redoblará la apuesta en cada escenario que acepte para ahondar el antagonismo con el kirchnerismo. Pero también apuntará a revender las expectativas para el futuro con el fin de endosarlas a favor de su reelección, uno de los puntos más críticos para la campaña de Cambiemos, que ya acumula siete meses de una imagen negativa superior al 65% sobre la gestión del Gobierno.