viernes 2 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

El Mundial de los datos y de las chances: ¿es posible hacer predicciones?

¿Goldman Sachs? Brasil. ¿UBS? Brasil. ¿ING? España. ¿Y Macquarie Bank? ¡España también! Eran los meses previos al Mundial de fútbol de 2018 y los principales bancos de inversión apelaban a la ya entonces disponible catarata de datos y algoritmos de inteligencia artificial para predecir el evento deportivo por excelencia, el que finalmente ganó…. Francia. “Sobre la base de 200.000 árboles probabilísticos y más de un millón de simulaciones…”, advierte uno de los estudios, intentando proveer una pátina pseudocientífica a su predicción, como si fuese la cataforesis, los verdes ensolves, o, más recientemente, el ácido hialurónico de las publicidades de la tele. Ciertamente, algún algoritmo o analista habrá acertado al ganador del mundial del 2018 y también lo hará para el caso de Qatar 2022, tal vez en el mismo sentido en el que una de seis personas que proponen números distintos –del 1 al 6– acertará el resultado de lanzar un dado.

Lo cierto es que las inhabilidades predictivas del Mundial y el pobre rol de los analistas munidos de big data y algoritmos hablan con elocuencia de las dificultades inherentes al deporte competitivo. Y, por extensión, del rol que tienen las chances, los datos y los algoritmos en otros eventos cruciales, como los económicos y los políticos. He aquí entonces un breve muestrario de cuestiones mundialistas atravesadas por el azar, los datos y los algoritmos, con ramificaciones que alcanzan al grueso del comportamiento social.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)