El mundo ha pasado de la dictadura a la democracia en apenas 200 años. Este gráfico ilustra cómo

Desde que las ideas ilustradas penetraran en las esferas intelectuales de Europa y América, numerosas corrientes historiográficas y políticas interpretan el paso del tiempo como una conquista hacia el progreso. En el gran esquema de las cosas, la historia del ser humano se puede interpretar como una permanente lucha por la consecución de más desarrollo, más bienestar y más libertades. A menudo con éxito. De ahí que hace siglos la mayoría de las poblaciones humanas viviera en condiciones penosas y bajo sistemas políticos opresivos. De ahí que hoy, lo contrario sea cierto, y que el mundo esté mejor que nunca.

¿Es así? Es una idea disputada, por supuesto, tanto entre los círculos académicos como en los políticos. Pero hay un dato que tiende a apuntalar su visión global de la historia: mientras hoy la mayoría de humanos disfrutan de regímenes democráticos donde su bienestar y libertad personal está asegurada, hace tan sólo 200 años no era así. Este gráfico elaborado por VisualCapitalist, y basado en los trabajos de Max Roser sobre democracia y libertades, analiza cuáles eran las formas de gobierno predominantes a principios del siglo XIX, y cómo han evolucionado hasta hoy.