domingo 5 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

El mundo ya no se burla del poderío cibernético de Corea del Norte

Cuando el año pasado los hackers norcoreanos intentaron robar 1000 millones de dólares de la Reserva Federal de Nueva York, solo los detuvo un error ortográfico. Estaban realizando un saqueo digital de una cuenta del Banco Central de Bangladés, cuando los banqueros comenzaron a sospechar de una solicitud de retiro en la que decía “fandation” en vez de “foundation” (fundación).

A pesar de todo, los secuaces de Kim Jong-un obtuvieron 81 millones de dólares en el golpe. Su trayectoria es una mezcla de fracasos y éxitos, pero el ejército de más de 6000 hackers que tiene Corea del Norte es persistente, y desde luego que va mejorando, aseguraron funcionarios de seguridad de Estados Unidos y Reino Unido, quienes han encontrado que el origen de estos ataques y algunos otros es Corea del Norte.

Entre toda la atención que genera el progreso de Pyongyang para desarrollar un arma nuclear capaz de impactar a Estados Unidos, los norcoreanos también han desarrollado sigilosamente un ciberprograma que está robando cientos de millones de dólares y está demostrando que puede desatar el caos a nivel mundial.

A diferencia de las pruebas de armas, las cuales han acarreado sanciones internacionales, prácticamente no se han hecho retroceder ni se han castigado los ciberataques de Corea del Norte, a pesar de que el régimen está utilizando sus capacidades de hackeo con el fin de ejecutar verdaderos ataques en contra de sus adversarios.

nytimes.com  (www.nytimes.com)