domingo 29 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El muro de Trump no detendrá a los narcotraficantes ni a los migrantes, dicen los rancheros

John Ladd tiene dos camionetas viejas que usa para recorrer su rancho, que se extiende unos 16 kilómetros a lo largo de la frontera con México. Una de ellas es una Chevy roja donde hace poco llevó el cuerpo de un migrante que cruzaba la frontera y había muerto en su propiedad. La otra camioneta, una Dodge azul con mejores amortiguadores, es la que ahora va manejando al lado de un camino de tierra en un pueblo llamado Naco.

A su derecha el ganado deambula entre los árboles y el pasto del rancho familiar de seis mil hectáreas. A su izquierda, un conjunto combinado de fragmentos de vallas enganchadas: esta de tres metros de alto, esta otra de cinco, aquella es una malla de metal, la de acá una reja vertical, y así sección tras sección.

Ladd, de 61 años, luce y actúa como se espera que lo haga un ranchero: tiene bigote ancho, es notablemente visco y actúa sin rodeos, todo debajo de un sombrero vaquero teñido por el sudor. Ladd señala hacia el oeste para mostrar los lugares en los que el alambrado ha sido cortado en el pasado. En los últimos cuatro años, más de 50 vehículos han cruzado por los cortes en el alambrado a través de su propiedad, dice.

nytimes.com  (www.nytimes.com)