El negocio de atribuirse la muerte de Bin Laden

Seis años después de su muerte, Osama bin Laden sigue suponiendo un negocio para RobertJames O’Neill. Este ex Navy SEAL se atribuye haber matado al entonces líder de Al Qaeda en el asalto, el 2 de mayo de 2011, a la casa en la que se escondía en Pakistán. O’Neill, de 41 años, acaba de publicar un libro en que detalla cómo descerrajó los tiros en la frente que abatieron al que era el enemigo número uno de Estados Unidos. También cobra por pronunciar discursos y es analista de seguridad de la cadena Fox News.

O’Neill cruzó un umbral en noviembre de 2014 tras asegurar sentirse abandonado por el Gobierno estadounidense y sufrir estreches económicas: difundió su identidad a la prensa, rompiendo con el código no escrito de silencio que habían acordado los 24 soldados de élite que descendieron desde helicópteros y asaltaron el escondite de Bin Laden en Abottabad.