El negocio que mueve millones en argentina y pocos conocen: quiénes lo hacen y cuánto ganan

Hace algunos días los influencers llegaron al Congreso de los Estados Unidos… aunque no fueron a hacer stories de Instagram o a tuitear lo que hacían los legisladores. Es que un grupo de senadores exigió a la Comisión Federal de Comercio que regule la actividad de los grandes usuarios de redes sociales luego de una serie de escándalos vinculados con productos y eventos promocionados, pero que resultaron ser estafas y que pusieron en riesgo la salud de sus seguidores. ¿Llegó el momento de que el Estado comience a interesarse por estos nuevos actores digitales? ¿Qué es lo que sucede en nuestro país?

Aunque el debate por el status legal de los influencers tiene ya varios años, la discusión se reavivó cuando las hermanas Kardashian Jenner —un clan que no solo factura más dinero que muchas compañías internacionales sino que también tiene en conjunto 518 millones de followers en Instagram, más personas que la población europea— comenzaron a recomendar en sus cuentas unos tés “desintoxicantes” de la compañía Flat Tummy Co. (“panza chata”, en inglés) y despertaron la alarma de nutricionistas y médicos, quienes consideran que este producto no solo no está debidamente regulado sino que sus propiedades “supresoras del apetito” no están respaldadas científicamente.