El New York Times muestra el camino

La exitosa apuesta que desde el año 2011 realiza por las suscripciones digitales el diario The New York Times es el mejor reflejo de cómo está cambiando en todo el mundo el modelo de negocio de la prensa.

Este cambio tiene dos elementos clave: por un lado, el aumento de los ingresos procedentes de los usuarios y la reducción de los que aportan los anunciantes; por otro, el incremento de los ingresos derivados de la actividad digital y la caída de los que genera la edición impresa.


Este pasado miércoles, el diario neoyorquino presentó sus resultados económicos del 2018, en los que logró un aumento de los ingresos totales del 4,4%, situándose en 1.748,6 millones de dólares. Casi el 60% de esta cantidad –1.042,6 millones de dólares– llegó gracias a las suscripciones impresas y digitales, y únicamente el 31,9% de los anunciantes del papel y la web. El 8,5% restante fueron otros ingresos. The New York Times tenía 4,3 millones de suscriptores a finales del año 2018. La mayor parte de ellos, 3,36 millones, son suscriptores digitales que pagan por acceder en línea, sin restricciones, a los contenidos del diario, a los crucigramas digitales y a la web de recetas Cooking. El resto, algo menos de un millón, son suscriptores del papel. Sólo durante el último trimestre del 2018, el Times sumó 265.000 nuevos suscriptores digitales.