El nuevo mapa de la edición en español

Los recientes cambios en la dirección de las editoriales Anagrama, Penguin Random House y Fondo de Cultura Económica invitan a dibujar un nuevo mapa de la circulación de la literatura en nuestra lengua. A juzgar por los últimos estudios, en Iberoamérica se publican más de 250.000 nuevos títulos al año. En el núcleo de esa importante industria (un 20 por ciento del total) se encuentran los libros de literatura, ese lugar de encuentro entre, al menos, un lector y un escritor a través de un editor.

Si “Un día en la vida de un editor”, la crónica autobiográfica que da título al volumen que acaba de publicar Jorge Herralde, hubiera sido escrita a la manera de “Un día en la vida”, ese texto increíble en que Ricardo Piglia resume toda su existencia en una única jornada infinita, la mañana del editor español hubiera transcurrido en la sede de Anagrama en Barcelona, la tarde en diversas ferias literarias europeas, como la de Frankfurt o la de Londres, y la noche en Ciudad de México, Guadalajara, Buenos Aires o Santiago de Chile.