25.1 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

El nuevo test rápido anunciado por la OMS puede cambiar (para bien) el curso de la pandemia

Ya sea sarampión, tuberculosis o COVID-19, los principios para gestionar brotes de enfermedades infecciosas son siempre los mismos: identificar a los contagiados haciendo pruebas, averiguar dónde se contagiaron y quiénes pueden haber sido contagiados por ellos rastreando sus contactos, y detener la propagación pidiendo a los afectados que se aíslen. A las personas contagiadas hay que darles tratamiento para modificar la evolución de la enfermedad.

Suena sencillo, ¿verdad? Pues ahora piensen en aplicar esa estrategia a escala global y para una enfermedad de la que nadie sabía nada hace 12 meses. Aquí es cuando hacen falta instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su liderazgo, experiencia y capacidad de coordinación.

La OMS lleva trabajando con varios grupos desde principios de año en el desarrollo de programas de pruebas, rastreo y aislamiento para el coronavirus. Con razón, ha defendido que estos programas deberían ser accesibles para todas las personas, independientemente del lugar del mundo donde vivan.

eldiario.es  (www.eldiario.es)