19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

El país más feliz sobre la faz de la tierra

¿Cómo puede ser que en el país más feliz de la tierra la tasa de fertilidad no rebalse las expectativas cada año, que las plazas y los parques no se llenen de una cantidad inmanejable de chicos y chicas, que cada calle de Oslo, Bergen o Trondheim no se convierta en una ciudad de los niños en tamaño real?

Y sin embargo.

La tasa de natalidad sigue en descenso. Los 52.979 nacimientos del 2020 son cerca de un 15% menos que los 61.442 que nacieron en el 2010. El número de 1,48 niños por hogar en el 2020 confirma el descenso respecto del 1,95 del 2010. La inmigración sigue siendo el principal recurso para contener o revertir el envejecimiento de la pirámide poblacional. La invitación tentadora a llenar de hijos la tierra es tal que hasta el gobierno conservador de Erna Solberg, que le ha dedicado tiempo y esfuerzo a desmantelar el Estado de Bienestar y las regulaciones ambientales, ha sido mucho más cauteloso a la hora de tocar los beneficios que protegen a la niñez. En buena parte, cierto, porque es la forma efectiva de ganar legitimidad para políticas restrictivas en la inmigración.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)