sábado 18 de noviembre

El Papa se cansó de los voceros: toma distancia de Gustavo Vera

En el Vaticano el ruido aumentó a fin de año. En diciembre, Francisco protagonizó, en el Vaticano, un faltazo inesperado a una reunión de alcaldes de Europa, organizada por Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias y con el apoyo de Gustavo Vera. La noticia recorrió Europa -“Plantón del Papa”, tituló el diario español El Mundo–, pero no quedó ahí. La escena más destacada, confirmada a NOTICIAS por dos importantes fuentes, es la siguiente. Sánchez Sorondo, consciente de que el reloj pasaba y el Pontífice no aparecía a la hora pactada, habría jugado una carta desesperada: le habría sugerido a Vera ir a buscar a Bergoglio a su residencia, Santa Marta. Según le contaron a este medio, el titular de La Alameda no sólo no fue atendido por su vieja amistad, sino que un Guardia Suizo lo invitó a retirarse. “Tiene tres horas para dejar el Vaticano”, habría sido la orden que recibió el legislador. Lo relatado fue desmentido con firmeza por el círculo de Vera, quien al momento de cerrar esta edición se alojaba en el mismo lugar del que habría sido echado dos meses atrás. ¿Fue sólo un cortocircuito? “Francisco no deja de recibir a personas con las que tuvo algún lazo especial, aún cuando puedan fallarle en algo”, fue la explicación de uno de los curas argentinos en quien más confía el Papa.


Dejar un comentario