viernes 16 de noviembre

El pasado nazi de Alemania aún está presente

Gran parte del mundo pareció sorprenderse por los disturbios que surgieron en Alemania a finales del mes pasado, cuando miles de simpatizantes nazis y neonazis salieron a las calles de Chemnitz a cazar inmigrantes, sin que la policía pudiera hacer casi nada para detenerlos.

Mientras tanto, el apoyo para el nuevo partido alemán de extrema derecha, Alternativa para Alemania (AfD, por su sigla en alemán) ha seguido en aumento: en una encuesta realizada después de las revueltas en Chemnitz, la AfD superó a los socialdemócratas alemanes para convertirse en el segundo partido más popular en el país. AfD dice luchar contra la “cultura de la memoria” en Alemania y hace un llamado a favor de dejar de disculparse por el pasado.


Durante la campaña electoral, en septiembre de 2017, Alexander Gauland, uno de los líderes del partido, pronunció un discurso en el que dijo que “a ningún otro pueblo le han echado en cara un pasado tan falso como al alemán”. Gauland pidió que “le devolvieran el pasado a la nación alemana”; acotó, uno en el que podían “estar orgullosos de los logros” de los soldados alemanes en ambas guerras mundiales.

El sábado, un artículo en el diario alemán Die Zeit planteó la pregunta: “¿Acaso Alemania vuelve a ser amenazada como en 1933?”.

Es muy difícil que los estadounidenses entiendan esto. Alemania desempeña un papel especial en nuestra vida intelectual y política; a menudo se señala como el ejemplo de un país que, a diferencia de Estados Unidos, ha enfrentado con valentía su horrible pasado para luego convertirse en una verdadera democracia liberal.

Dejar un comentario