viernes 3 de febrero de 2023
Cursos de periodismo

El periodista preso en el «Guantánamo» de Europa

Son 23 horas al día en una celda sin luz natural y una para pasear en un patio de siete metros por cuatro. Pablo González, periodista independiente hispano-ruso, lleva casi un año de confinamiento solitario en Polonia.

González fue arrestado durante la noche del 27 al 28 de febrero de 2021 en Przemysl, una ciudad polaca fronteriza con Ucrania. Como periodista especializado en el espacio postsoviético, el reportero había trabajado en Ucrania anteriormente y proyectaba cruzar la frontera para cubrir la invasión rusa del país iniciada el 24 de ese mismo mes.

Tres días después de su arresto, el gobierno polaco difundía una nota en la que aseguraba que su Agencia de Seguridad Interior (ABW) había capturado a González “bajo sospecha de haber realizado operaciones en beneficio de Rusia, aprovechándose de su condición de periodista”.

“Decían que tenían ‘pruebas irrefutables’ de que era un espía, pero nadie las ha visto. El secretismo es total”, explica a IPS en su residencia en Nabarniz, en el País Vasco, en España, Oihana Goiriena, pareja de González.

ipsnoticias.net  (ipsnoticias.net)