16.6 C
Buenos Aires
miércoles 21 de octubre de 2020
Periodismo . com

El periodista que se infiltró en la policía francesa

0

“Hey. Me he enterado de la noticia. Estoy tan sorprendido”.

Valentin Gendrot recibió varios mensajes de texto por teléfono hace unas semanas de un antiguo colega, seguramente desconcertado y decepcionado por lo que acababa de descubrir: que su compañero no era quien había dicho ser durante los meses que trabajaron juntos en la comisaría del distrito 19 de París. Gendrot, de 32 años, no era un policía, sino un infiltrado. Un periodista encubierto con un fin: revelar más tarde, en un libro, lo que desde fuera no se ve, las prácticas irregulares y las deficientes condiciones laborales en las fuerzas de seguridad.

“Es un mundo paralelo. Y es imposible imaginarse lo que es la policía cuando uno no ha estado dentro”, dice el autor del recién publicado Flic (Poli, en castellano). “Es un mundo violento, incluso en las relaciones entre los policías. Y, evidentemente, en la relación de estos con la población. Cuando patrullábamos en coche o furgón, y pasábamos por delante de un edificio donde había un grupo de jóvenes, el comentario de los policías era: Ahí andan de nuevo los bastardos. Y en la mirada de los bastardos —negros, de origen árabe o migrantes— se veía la desconfianza. Nos miraban mal. Hay dos clanes, dos minorías: los policías y esta población. Parecen irreconciliables. Y en ningún momento un policía dará un paso hacia ellos, ni ellos hacia la policía”.

elpais.com  (elpais.com)