15.1 C
Buenos Aires
sábado 5 de diciembre de 2020
Cursos de periodismo

El peronismo, el primer desmitificador

El peronismo se convierte más temprano que tarde en el primer desmitificador de las consignas que se construyen como sentido común en torno a él. En los últimos meses asistimos nuevamente a un episodio de este tipo:

Sin más preámbulo, enumeraremos algunos ejemplos:

“El peronismo es un partido de poder”: Desde 1983,el peronismo ya pasó por la oposición tres veces. Ha estado en el poder y en el llano. Ha ganado y perdido elecciones de todo tipo. Es un partido de poder, cuando gana, y también ha sabido estar en la calle, cuando pierde.
“El peronismo en la oposición es desestabilizador”: La reciente experiencia de gobierno de Mauricio Macri demuestra, una vez más, que son múltiples las escenas en las que aparecen peronistas acordando con un gobierno no peronista de turno. Legisladores, sindicalistas, gobernadores e intendentes negocian siempre que pueden negociar. Y todavía un poco más. El aporte del peronismo (y del conjunto de la oposición) en este último año para mantener el conflicto social dentro de los naturales límites del debate político, parlamentario y de la protesta callejera no sólo son los normales de cualquier democracia, sino que incluso sirvieron como catalizadores de ese malestar hasta la realización de los comicios.

eldestapeweb.com  (www.eldestapeweb.com)