9.6 C
Buenos Aires
martes 27 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El peronismo frente a la caldera social

La centralidad política del peronismo en la Argentina tiene su origen en la conjunción entre organizaciones gremiales e identidad política. La columna vertebral del Justicialismo fue el sindicalismo. “Fue”, porque esa reunión invencible desde el 45 al 83 en los períodos que había elecciones libres, expresaba políticamente una realidad social nueva: la de la urbanización y proletarización de las capas populares del país.

Las estadísticas actuales muestran que los sectores sociales más bajos de la Argentina ya no se describen más como asalariados formales pasibles de afiliación sindical. El trabajo informal, el desempleo, la exclusión dan cuenta de los sectores populares argentinos tanto o más que el trabajo formal sindicalizado.

De hecho, de los 20 millones de personas activas hay menos de 9 que tienen un trabajo formal. De estas sólo 6 tienen un trabajo formal en el sector privado. A su vez, sólo 3,5 millones de trabajadores están sindicalizados (uno de cada cuatro del sector privado y dos de cada tres en el sector público). Hay alrededor de 3 millones de personas adicionales con algún grado de “formalidad”: 0,4 millones de trabajadores autónomos, 1,6 millones de monotributistas, 1 millón de empleadas domésticas y monotributistas sociales. El resto, 8 millones de personas opera en la informalidad total.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)