El peronismo pierde fuerza en el nuevo Congreso, que será un test para la unidad albertista

Con el nuevo escenario legislativo prácticamente definido, las distintas fuerzas políticas comienzan a pensar qué estrategia implementarán. Es que Juntos por el Cambio sumó nueve diputados más de los que hubiese tenido si se repetían los resultados de las PASO y reconfiguró todos los planes.

En tanto, en el Senado, el Frente de Todos tendrá quórum propio si logra convencer a sus eventuales aliados y a aquellos legisladores que responden a los mandatos de los gobernadores.


Ese es el panorama que tendrán las cámaras a partir del 10 de diciembre. De todas maneras, en esta oportunidad, tanto el futuro oficialismo como la oposición se manejarán como interbloques, por lo que tendrán espacios internos fuertes y deberán negociar para alcanzar un consenso hacia adentro y hacia afuera.