El plan para llegar a octubre y las grietas dentro del gabinete

Dos reuniones, dos partidos y la relación entre dos ministros. En el juego de esas variables se irá definiendo esta semana la estrategia de Cambiemos para intentar bajar la mufa económica que ataca el ánimo de los argentinos de a pie, dar (una vez más) alguna señal de calma al exterior y alivianar la carga para comenzar a hacer campaña en relativa paz.

Ayer Mauricio Macri capitaneó personalmente reuniones durante todo el día con sus ministros clave. De allí salió una versión más avanzada, aún no es la final, del plan para reanimar algo el consumo y la expectativa de encontrar bolsillos un poco más gordos, sobre todo en la clase media. Entre lo que ya está definido aparece un relanzamiento de los préstamos UVA con un fondo de financiamiento acordado, topes y modificaciones en algunos límites técnicos. La tasa, de todas formas, seguirá siendo el problema.