7.9 C
Buenos Aires
miércoles 28 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El problema Bullrich

El paso del tiempo simplificó el pensamiento del célebre militar y estratega prusiano del siglo XIX Carl von Clausewitz en la frase: “La guerra es la continuación de la política por otros medios”. Su tratado De la guerra, de ocho volúmenes, sostenía que en la guerra había tres elementos fundamentales: 1) el odio, la enemistad y la violencia primitiva; 2) el juego del azar y las probabilidades; y 3) la política, el único elemento racional que la justificaba: “la guerra es un acto político”.

Escribió sobre esa trinidad que “el primero de estos tres aspectos interesa especialmente al pueblo; el segundo, al comandante en jefe y a su ejército; y el tercero, solamente al gobierno. Las pasiones que deben prender en la guerra tienen que existir ya en los pueblos afectados por ella; el alcance que logrará el juego del talento y del valor en el dominio de las probabilidades del azar dependerá del carácter del comandante en jefe y del ejército; los objetivos políticos, sin embargo, incumbirán solamente al gobierno”.

Desde mediados del siglo XX la continua proliferación de medios de comunicación, su efecto creciente de segmentación de las audiencias en el marketing electoral y finalmente en la política misma, hizo que algunos invirtieran la frase von Clausewitz en “la política es la continuación de la guerra por otros medios”, conduciendo al callejón sin salida al que llevó a los gobiernos la polarización.

perfil.com  (www.perfil.com)