19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

El protagonismo de Alberto Fernández vuelve a desordenar la campaña

“Es que a la pobre mina la crucificaron”, fue la frase con la que Alberto Fernández explicó a su entorno más íntimo la defensa pública que hizo de la docente que increpó a un alumno por criticar al Gobierno. A dos semanas de las elecciones, el Presidente volvió a sacudir la campaña electoral con declaraciones que serían desaconsejadas en cualquier manual de campaña.

La polémica por la celebración del cumpleaños de Fabiola Yañez en plena cuarentena estricta quedó tapada por otra controversia que abrió el propio Presidente con la defensa que hizo de la clase de la profesora Laura Radetich, suspendida por intentar adoctrinar estudiantes en una escuela pública de La Matanza.

“Escuchaba un enorme cuestionamiento a una maestra que se tensa en un debate con un alumno. Yo soy profesor de la UBA hace mucho tiempo. Siempre he dicho que lo más importante es sembrarles dudas a los alumnos. Si esa maestra que discutió tan acaloradamente con el alumno, como consecuencia de esa discusión le puso un 1, merece todo el reproche”, fue la introducción que hizo Alberto Fernández para continuar: “Pero que haya tenido ese debate es formidable. Es un debate que abre las cabezas de los alumnos, es una forma de invitar a discutir, de invitar a pensar y de abrir la cabeza de la gente”.

perfil.com  (www.perfil.com)