viernes 20 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

El Rating Anti Grieta

Una dama y tres mosqueteros. El domingo 3 de julio, la televisión argentina volvió a calentarse. Después de varios años de abandono, el prime time mostró una oferta impensada hasta no hace mucho: desde las 21, América primereó con su habitual La cornisa, al que siguió Economía política en C5N. Un rato más tarde volvió Periodismo para todos por El Trece, aunque la vedette de la noche la tuvo Telefe, con el regreso de Susana Giménez, tras un 2015 retirada de la pantalla chica.

Si hasta ahí las propuestas sorprenden en un horario históricamente vinculado al fútbol –de amable receso–, los promedios del rating del “Superdomingo” no dejan de sorprender. En orden de comienzo, La cornisa sumó 7,1 puntos y el programa de Roberto Navarro 6,8, mientras que el desembarco de Jorge Lanata marcó 18. Aunque, otra vez, la sorpresa la dio la conductora con un 24,5.

“Le tenía mucho miedo al Superdomingo. Por ahí la gente ya está harta de la política”, dijo la blonda en conferencia de prensa, sin ocultar su sorpresa. No es para menos: acababa de ganarle por mucha diferencia a sus rivales. Además, tras terminar su programa, en medio de un brote de exitismo arrollador, la diva –que el año pasado había vuelto fugazmente para charlar entre amigos con el reciente electo presidente Mauricio Macri y su troupe familiar– respondió que prefiere no meterse en temas políticos y que no piensa invitar a Cristina Kirchner “porque ya fue”.

¿Será que la política está out? Según el politólogo Julio Bárbaro, “hace veinte años Susana hubiera sido el único fenómeno. Los únicos programas de política que había eran el de Neustadt y el de Grondona. Si juntamos toda la audiencia de los programas de política del domingo, es una cantidad que supera a la diva pero que, además, habla a las claras de la politización que hay”. En este sentido también opinó la periodista Clara Mariño, histórica productora de Neustadt: “El programa de Lanata ha logrado ratings que solo en algún momento consiguió Tiempo Nuevo. Por otro lado, los picos de 8 puntos que consiguió Navarro son insólitos: un exceso para un programa de cable. La oferta que hay en la televisión es enorme, hubo un momento en que estaba despolitizada. Ahora, Argentina es el país con mayor cantidad de programas dedicados a hablar de política”.

seniales.blogspot.com.ar  (seniales.blogspot.com.ar)