El retiro (in)voluntario de los medios públicos

La política de “dotaciones óptimas”con la que el Gobierno busca reducir la planta de estatales se extiende ahora con más fuerza a los medios de comunicación. Tras el envión de octubre,el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP), ente que administra las señales Encuentro, PakaPaka y DeporTV, junto a otras estaciones públicas de radio y televisión y algunos proyectos culturales, “invita” a los empleados de esos canales a acogerse al retiro voluntario. La medida resultó efectiva y desde el viernes pasado, más de 100 de los 240 que componen la planta total de empleados, comenzaron a firmar sus retiros, poniendo en duda el futuro de estos proyectos.

Además de las razones económicas, ¿qué motiva a casi la mitad de los empleados de empresas de vanguardia y prestigio, en su mayoría jóvenes profesionales, a renunciar u optar por el retiro? Para el delegado gremial Sebastián Struciat la opción por los retiros no puede ser leída por fuera de la “presión psicológica de no conocer el destino de las señales, de la poca información y el desinterés que se observa dentro la empresa”.


Las señales Encuentro (2007), PakaPaka (2010) y DeporTV (2012), se crearon con objetivos educativos y funcionaron dentro del Ministerio de Educación de la Nación hasta 2016, cuando el SFMyCP las absorbió asumiendo su manejo y administración. Desde entonces comenzó un periodo de transición signado por una interna política entre Esteban Bullrich, entonces Ministro de Educación, y Hernán Lombardi, que tomó la forma de un doble comando que ralentizó decisiones administrativas y de producción, y sembró incertidumbre entre los empleados, muchos de los cuales quedaron sin tareas.