El rompecabezas de las presuntas complicidades de Cristina Kirchner

El fallo del juez federal Julián Ercolini es una pieza más en el rompecabezas de la presunta corrupción kirchnerista que, poco a poco y tras años de dilación, toma forma. Y que acaso termine al fin expuesto en un solo juicio oral en el que abreven varias de las investigaciones penales que hoy tramitan por separado.

¿Qué pieza encastró ayer Ercolini? La que expone cómo el matrimonio Kirchner lideró una supuesta asociación ilícita»destinada a cometer delitos, para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial», en particular en la provincia de Santa Cruz y para beneficiar a Lázaro Báez .