15.4 C
Buenos Aires
sábado 24 de julio de 2021
Cursos de periodismo

El salto sin red de la Argentina en el Mercosur

Durante al menos 20 años, el Mercosur se vio cruzado por un dilema existencial: ¿debía ser la plataforma para buscar una inserción conjunta de sus miembros en la economía global o apenas un tratado de libre comercio? En trazos gruesos, la primera de esas visiones correspondió históricamente a la Argentina y a los gobiernos de Brasil previos al triunfo electoral del liberalismo económico a ultranza de Jair Bolsonaro. La segunda, en tanto, fue empujada por los miembros menores del bloque, Uruguay –incluso con el Frente Amplio– y Paraguay, los que, a falta de industrias que proteger e impulsar, comenzaron a observar con buenos ojos el modelo chileno de apertura multilateral. La versión más ambiciosa del Mercosur, la primera, fracasó, es cierto, aunque más por las inestabilidades económica y política de Argentina y Brasil, respectivamente, que por sus supuestos. Lo irónico sería que la palada definitiva sobre su cadáver sea lanzada en nuestro país no por el gobierno de Mauricio Macri, que se fue en amagues ante las presiones brasileñas, sino por el de Alberto Fernández, que amenaza con volver sobre su tendencia conocida.

La Cancillería sorprendió al anunciar en un comunicado que «la incertidumbre internacional y la propia situación de nuestra economía aconsejan detener la marcha de esas negociaciones» que se llevan adelante con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá y la India. El texto aclaró que la renuncia no alcanza a lo ya acordado con la Unión Europea (UE) y la EFTA (European Free Trade Agreement), compuesta por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)