El «sarcófago» de Chernóbil, que ayudó a contener la radiación, está siendo desmantelado porque se encuentra al borde del colapso

El accidente de la central nuclear de Chernóbil es considerado uno de los peores desastres nucleares.

El 26 de abril de 1986, el núcleo de un reactor nuclear en la planta se abrió durante una prueba de seguridad rutinaria, enviando gases de material radiactivo al aire. La explosión y los incendios posteriores provocaron una contaminación extendida en toda Europa, pero el lugar más contaminado con diferencia fue el reactor número 4, donde se produjo el accidente.


Menos de dos meses después del desastre, alrededor de 600.000 trabajadores soviéticos de limpieza entraron en acción para construir un «sarcófago», o cubierta de gran tamaño, alrededor del reactor para retener materiales radiactivos como el curio, el uranio y el plutonio. El proceso expuso a muchos trabajadores a niveles peligrosos de radiación y por lo menos 31 personas murieron de enfermedades agudas por radiación.