El secreto del orgasmo femenino se encuentra en el conejo: su misión es activar la ovulación

Los conejos son los protagonistas de una investigación que ha resuelto la procedencia del orgasmo femenino. Un estudio donde un grupo de conejos toma antidepresivos y otro no ha demostrado que el clímax de las mujeres es en realidad un vestigio evolutivo. Es decir, algo que en su día tenía una función biológica más allá de dar placer.

Ovulación inducida por cópula. Esta es la forma más común de inducir la liberación de células sexuales en animales como los gatos o los conejos. Es decir, la ovulación en este tipo de especies se activa durante la cópula. Al contrario, la especie humana funciona por ovulación espontánea, un mecanismo que lleva a las mujeres a liberar un óvulo cada mes independientemente o no de tener relaciones sexuales.