domingo 9 de diciembre

El sigiloso trabajo de Jared Kushner para reparar las relaciones México – EE.UU.

Cuando el presidente Trump se quejó de que el proyecto de ley de gasto de 1,3 billones de dólares que firmó a regañadientes el 23 de marzo no paga su muro fronterizo, reavivó un tema que ha envenenado las relaciones entre México y Estados Unidos desde el día en que se volvió presidente.

No obstante, para Jared Kushner, yerno del presidente y uno de sus principales asesores, fue un pequeño paso en la dirección correcta.


Trump no repitió su exigencia de que México debe pagar el muro. Kushner, según dice la gente que trabaja con él, le había pedido al presidente que se abstuviera de usar esa frase. También cabildeó para que Trump exentara al país del nuevo arancel al acero y el aluminio y para que renegociara el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, en lugar de ponerle fin.

Las intervenciones bien intencionadas de Kushner y su esposa, Ivanka, para hacer cambiar de parecer a Trump son un tema conocido —y, para algunos críticos, exagerado— de su gobierno. Su influencia se ha puesto en entredicho desde que Trump retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París el año pasado a pesar de sus objeciones.

Sin embargo, en lo que respecta a México, los aliados de Kushner y los funcionarios del gobierno mexicano dicen que ha trabajado tras bambalinas, con algo de éxito, para mantener una relación que se había deteriorado debido a los enfrentamientos de Trump con el presidente Enrique Peña Nieto en relación con el muro.

Dejar un comentario