12.4 C
Buenos Aires
domingo 24 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

El silencio de Elisa Carrió y de Daniel Scioli

Elisa Carrió fue la primera impulsora del acuerdo entre la Coalición Cívica, la UCR y el PRO y, aunque intentó preservar al Presidente, también la primera gran crítica desde ese espacio a su aliado Mauricio Macri al alertar sobre las visitas de Daniel Angelici a los Tribunales, como operador sobre la Justicia. Por prescripción médica, según dijo, no asistió más que a la Asamblea Legislativa el 10 de diciembre donde el Presidente advirtió que no aceptaría jueces macristas al mismo tiempo que prometía una «limpieza».

No estuvo en ningún otro acto y desde entonces Carrió se encuentra en reposo. Sólo pidió a un colaborador que expresara vía Twitter su acompañamiento a los familiares de los gendarmes que murieron en Salta y viajó a Uruguay para la jura de Mariana Zuvic como legisladora del Parlasur. Allí se quedó en plan de descanso y desde la otra orilla del Río de la Plata guarda silencio. Su silencio pesa más que el apoyo de Ernesto Sanz al decreto por el cual Macri designó dos jueces para la Corte. Lo que para algunos puede ser alivio, porque Carrió no se ha expresado en contra, también puede anticipar una tormenta. Calla por ahora y al menos hasta anoche esa era la decisión de Elisa Carrió. En su cuenta en Twitter sigue fija la promoción de su libro: ‘Yo amo la República’. Al verbo lo reemplaza un corazón.

El que también calla, llamativamente, es Daniel Scioli a quien se vio por última vez en la Casa Rosada, tras la reunión con el Presidente.

cronista.com  (www.cronista.com)