El sueldo millonario del exjefe de una red de refugios para niños migrantes

Al líder del mayor proveedor de refugios para niños migrantes del país se le pagaron 3,6 millones de dólares durante el último año fiscal de la asociación de beneficencia, aun cuando esta fue sometida a un intenso escrutinio debido a los elevados paquetes de remuneraciones para sus ejecutivos y a su decisión de aceptar niños que habían sido separados de sus familiares tras ser arrestados por cruzar la frontera ilegalmente.

Juan Sanchez, el director ejecutivo de Southwest Key Programs, recibió ese ingreso, que incluía un seguro de vida y prestaciones para el retiro, entre septiembre de 2017 y agosto de 2018. Dicha suma fue más del doble de lo que se le pagó el año anterior y eclipsó la cantidad máxima de dinero para subvenciones que el gobierno permite usar a los refugios migrantes para pagar a un empleado, la quel el año pasado fue de 189.600 dólares. El monto que recibió fue considerablemente superior a la remuneración de otras organizaciones sin fines de lucro: el director de la Cruz Roja estadounidense, que es mucho más grande, por ejemplo, ganó alrededor de 686.000 dólares, según su declaración de impuestos más reciente.


Sanchez anunció en marzo que dejaría el cargo, después de que The New York Times detallara una posible mala administración y gastos cuestionables en Southwest Key. Otros tres altos ejecutivos, incluida la esposa de Sanchez, también han renunciado. El artículo motivó al Departamento de Justicia a abrir una investigación sobre posibles irregularidades financieras en la organización, que se benefició de manera considerable a medida que la crisis migratoria en la frontera se profundizaba y fue una pieza esencial para la respuesta de los gobiernos federales tanto de Obama como de Trump.